marzo 30, 2010

Modelos Cognitivos

El aspecto más importante de cualquier diseño es cómo se entiende en la mente del público. Este concepto es un modelo cognitivo. Todos forman modelos cognitivos para casi todo lo que se encuentran, en especial, aquellas cosas con las que interactúan repetidamente o aquellas cosas en las que nos enfocamos porque son importantes para nosotros. Algunas personas son más expertas para formar modelos cognitivos que otras y estas habilidades también difieren entre la gente en su tipo de entendimiento; esto es porque algunas personas forman sus interpretaciones textualmente, visualmente, verbalmente, temporalmente y geográficamente, depende del modelo que les sea más fácil para su aprendizaje.

Lo que es importante, sin embargo, es recordar la experiencia lo suficientemente bien, para seguir direcciones, repetirlas, recontarlas o duplicarlas. Mucho de la educación es acerca de la creación de modelos mentales para que los estudiantes usen y sigan.

Los nuevos modelos cognitivos pueden a menudo revolucionar un público que comprende los datos, la información o una experiencia, ayudándolos a entender y a reorganizar cosas que ellos previamente estudiaron de una manera que ilumine el tema o experiencia.

Para crear modelos cognitivos significativos, hay que considerar las maneras en las que el público meta puede encontrar el significado y lo que se desea que recuerden. En la mayoría de los casos se requerirá escoger una forma para la experiencia general (como la secuencia de un libro, juego, o música, el parque principal o edificio). No hay respuestas correctas sobre esta forma, pero al empezar a explorarlas se podrá pilotear el recorrido y la secuencia de lo que se desea transmitir.

También es importante ser cauteloso de los modelos mentales que obligan la experiencia o que causan disonancia cognitiva (cuando el mapa mental formado no conforma bien con la realidad de la experiencia) para los participantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada