agosto 24, 2010

El buen diseño; la forma y la función.




El buen diseño es impertinentemente agradable. Hace que lo voltees a ver, atrae y permanece a través de los años y las décadas. Pero ¿qué es lo que provoca esto? ¿por qué razón se mantiene aceptado? “Gustoso” según mi colega brasileño. Primero me parece que lo destacable son las formas, ya que el objetivo de estas se vuelve la función en sí misma. Segundo pienso que la función debe ser clara adecuada y jamás pelear por un último lugar en las prioridades del objeto. Entonces la sencillez del diseño sobresale y este es entendido, usado, la atemporalidad del objeto será determinada por el éxito de la forma y su función.

Estaba viendo varios diseños de bicicletas y encontré esté de Christophe Robillard, que me parece un gran ejemplo de lo que escribí arriba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada